Abrir publicación

Colapso traqueal en perros

El colapso traqueal es una patología degenerativa que no tiene cura y que afecta principalmente a  perros de raza pequeña (Yorkshire Terrier, Chihuahua, Pomerania…), siendo más común a partir de los 6-7 años de edad. Se trata de una enfermedad bastante común y poco conocida para los propietarios, por eso os queremos informar sobre la misma, como se detecta y se diagnostica.

La tráquea es una estructura tubular flexible que discurre desde la laringe hasta los bronquios principales. Su función consiste en permitir el flujo de aire desde el exterior hasta los pulmones y viceversa. La traquea esta formada por músculo, una membrana dorsal, y unos cartílagos en forma de C. Si todas las estructuras están correctas se evita que durante los movimientos de inspiración y expiración, la tráquea se colapse, es decir, se cierre. En los animales con colapso traqueal, existe una deformidad en alguna de estas estructuras, produciéndose el cierre de la traquea al entrar o salir el aire.

Hoy en día todavía no se conoce el origen de esta patología, ya que se trata de una enfermedad compleja y  multifactorial. Se cree que puede haber cierta relación con la obesidad, exposición a alérgenos y con sustancias irritantes.

Los pacientes con colapso traqueal suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Tos seca
  • Disnea (dificultad respiratoria)
  • Tos con ruidos como de grazneo
  • Jadeos
  • Ahogo
  • Fiebre

En los casos más graves se observa intolerancia al ejercicio, cianosis (coloración azulada de la piel por falta de oxígeno), alteración del estado mental o incluso síncopes. Los episodios de tos son más marcados en momentos de excitación o si se ejerce algún tipo de presión en el cuello, como por ejemplo, si lleva un collar. También se puede incrementar la tos mientras comen o beben agua.

Normalmente el veterinario tendrá una sospecha clínica de la enfermedad teniendo en cuenta la sintomatología, aunque siempre es necesario realizar un examen físico y pruebas de imagen y de laboratorio para llegar a un diagnóstico definitivo. Esto es necesario para descartar otras enfermedades que cursan con una sintomatología similar (síndrome braquiocefálico, colapso de laringe, bronquitis crónica, enfermedades infecciosas, neoplasias, presencia de cuerpo extraño, etc.) y cuyo tratamiento es totalmente diferente. Normalmente se realizará una analítica sanguínea y radiografías de tórax. Tras haber evaluado los resultados, si se continua teniendo sospecha de esta patología, será necesario realizar una fluoroscopia y una endoscopia para llegar a un diagnostico definitivo y ver el grado de afectación de la tráquea. Existen diferentes grados de colapso traqueal:  leve, moderado, grave y muy grave.

El tratamiento de esta enfermedad no es curativo. Lo que buscamos es mejorar los síntomas de nuestro perro para que pueda respirar mejor. Si nuestra mascota tiene sobrepeso se recomendará  realizar una dieta de adelgazamiento.  El estrés o el ejercicio en exceso pueden empeorar sus síntomas, por lo tanto, es mejor que permanezcan lo más tranquilos posible. En los casos más graves, será necesario realizar un procedimiento quirúrgico para mejorar la calidad de vida de nuestra mascota, colocándole una prótesis de anillo traqueal o un stent.

Abrir publicación

Babesiosis canina, una vieja conocida

La babesiosis es una enfermedad endémica en Galicia, siendo una de las enfermedades caninas más diagnosticadas en la clínica de pequeños animales en nuestra región. Aun así, existen muchos propietarios de mascotas que todavía no han oído hablar de ella. Esta enfermedad esta causada por diversos microorganismos  del género Babesia y es transmitida a través de la picadura de garrapatas. Las garrapatas se infectan en el ambiente, y al picar a un animal transmiten el microorganismo directamente al torrente sanguíneo del huésped.

La babesiosis canina produce un cuadro clínico caracterizado principalmente por un síndrome febril y anemia hemolítica: el animal presenta fiebre y debilidad. El parásito, al entrar en el torrente sanguíneo, se introduce dentro de los glóbulos rojos produciendo su lisis o rotura. Esto provoca los síntomas característicos: palidez de mucosas y hemoglobinuria (aparecen pigmentos provenientes de los glóbulos rojos en la orina, pasando de un color amarillo normal a un color marronáceo). Aunque la anemia es lo más característico de esta infección, pueden ocurrir complicaciones en función de la especie de Babesia implicada, el estado inmunitario del paciente, la edad, y la presencia o no de enfermedades concurrentes. Por esta razón puede variar desde una enfermedad de presentación mas o menos leve, hasta presentar un cuadro grave que suponga la muerte del animal. Las complicaciones observadas con mayor frecuencia son fallo renal agudo e ictericia por problemas hepáticos (el animal presentará las mucosas amarillas).

Existe tratamiento específico pero su efectividad depende de los factores anteriormente comentados, así como el tiempo transcurrido desde el inicio de la enfermedad y su aplicación. Para el diagnóstico de la enfermedad los veterinarios nos basamos en la sintomatología del paciente (palidez de mucosas, apatía, debilidad, fiebre, orina de color oscuro…), apoyándonos en los resultados obtenidos en una analítica sanguínea que muchas veces nos orienta no solo en el diagnóstico si no también en el pronóstico de la enfermedad (vemos grado de anemia, si hay afectación de hígado y riñón, si es necesario o no una transfusión sanguínea…).

Teniendo en cuenta el alto porcentaje de garrapatas con babesia en nuestra región, se aconseja a los propietarios de animales una correcta protección frente a las mismas, para así prevenir la enfermedad. En el mercado existen múltiples productos destinados a esta función: pipetas, pastillas, sprays, collares… con una duración de efecto también variable. Con el cambio climático que estamos experimentando hoy en día, estos parásitos están activos la mayor parte del año, con lo cual se hace necesario una protección constante frente a los mismos. En la clínica veterinaria te podremos aconsejar qué método se adapta mejor para tu mascota y con qué periodicidad deberías aplicárselo.

Abrir publicación

NUEVO CASO DE RABIA EN TOLEDO

España declara oficialmente la rabia tras 5 afectados en Toledo

Los veterinarios exigen que la indemnización sea obligatoria en Galicia

                            

Un pitbull rabioso mordió a cinco personas en Toledo el pasado día 1. Los afectados son cuatro menores (uno permanece aún en la uci) y el padre de uno de ellos. Han sido tratados con la profilaxis necesaria para impedir el desarrollo de una enfermedad letal si no se trata con inmediatez. El perro fue abatido a tiros por la policía y, tras comprobarse en un laboratorio de referencia que, en efecto, tenía la enfermedad, el Ministerio de Medio Ambiente declaró de manera oficial la rabia en España el día 6.
Sin embargo, los veterinarios no entienden por qué esa medida no ha venido acompañada por el imperativo de vacunar a los animales domésticos en aquellas comunidades en las que esto no está reglado: Galicia, Cataluña y el País Vasco. Sí lo está en el resto de España y, aun así, las autoridades de Castilla-La Mancha obligaron ayer a volver a inmunizar antes de 15 días perros, gatos y hurones en 56 municipios toledanos por los que pudo moverse el animal, que se había escapado cuando mordió a las personas afectadas.«No tiene sentido que el ministerio no obligue a vacunar en Galicia, donde la inmunización es voluntaria a pesar de que los veterinarios gallegos llevamos muchísimos años reclamando esto a la Xunta», se indigna Ana María López, presidenta del Colexio Oficial de Veterinarios de Lugo.

Animales en cuarentena

Los profesionales reiteran su solicitud al hilo de este caso por las implicaciones que puede tener para Galicia. El dueño del perro, que está detenido e imputado por imprudencia grave, es catalán, y en esa comunidad permaneció el animal varios días desde que volvió de Marruecos y hasta que se lo llevaron a Toledo. Pero en Cataluña, como en Galicia, la vacunación no es obligatoria y eso quiere decir que cualquier chucho que haya entrado en contacto con el pitbull en ese tiempo puede haberse contagiado.

Las autoridades catalanas tienen ya varios perros en cuarentena, porque, en efecto, estuvieron con el pitbull y presentan anticuerpos cuyos niveles superan cuatro veces lo recomendado. Pero será difícil rastrear todos los casos. La gravedad del problema se incrementa por el hecho de que los animales tardan a veces varios meses en manifestar la enfermedad, y en ese tiempo podrían desplazarse libremente. En Galicia, nadie exigiría a sus dueños un certificado de vacunación de la rabia que sí se pide en otras comunidades.

Por este riesgo «real», los veterinarios gallegos son partidarios de una «vacunación» que ayer se decretó en la zona de Toledo y que seguramente será inevitable en Cataluña. El máximo responsable de los profesionales gallegos, Xosé Uxío Rey, asegura que la entidad que preside lleva «cuatro legislaturas» reclamando a la Xunta la obligatoriedad de la vacuna, «sin éxito».

Curiosamente, sí era obligatoria hace más de una década, aunque hoy es una práctica en declive. Según Ana María López, en la provincia de Lugo las inmunizaciones bajaron de 15.000 en el 2004 a menos de 8.500 en el 2011. Y esa reducción casi a la mitad en siete años es «perfectamente extrapolable a Galicia», según fuentes del colegio gallego. En el 2012 murieron en el mundo 55.000 personas a causa de la rabia.

Abrir publicación

LEISHMANIOSIS CANINA

En los últimos años ha habido un incremento de casos diagnosticados con esta enfermedad en nuestra zona; es por ello que trataremos de explicar de manera sencilla en qué consiste… Vamos a ello:
Se trata de una enfermedad producida por un protozoo llamado leishmaniaInfantum, un parásito que para completar su ciclo biológico necesita dos hospedadores, uno invertebrado y otro vertebrado. El hospedador invertebrado o vector es el flebótomo y el reservorio definitivo es el perro en muchas ocasiones.
El flebótomo es un mosquito que vive en zonas con temperaturas moderadas, poca luz, humedad alta y con presencia de material orgánico o en descomposición que les sirve de alimento. Es por ello que nuestra zona cada vez es más idónea para su supervivencia. Dichos mosquitos son más frecuentes en los meses de junio y septiembre y sus horas de más actividad son las del amanecer y atardecer.

La transmisión de Leishmania tiene lugar en el momento de la picadura del flebótomo. El parásito está dentro del tubo digestivo del insecto en una forma llamada promastigote que tiene flagelo (cola) y pasa de ahí a su boca, desde donde, si pica a otro perro, le transmitirá el parásito. El flebótomo queda infectado al picar a un perro portador de la enfermedad y succionar sangre en la que irán los promastigotes.

¿Como se transmite?

Una vez introducido el parásito en la piel de nuestra mascota, se desencadenan una serie de defensas contra él. La principal es la fagocitosis por parte de los macrófagos. Algunas veces consigue esquivar dicha defensa y es ahí cuando se multiplica y afecta a diferentes órganos. El desarrollo o no de la enfermedad dependerá de si el parásito es eliminado por las células de defensa del organismo, de su virulencia o agresividad,así como de la eficacia del sistema inmune del perro.

¿Cuales son los signos?

Los principales signos clínicos de la leishmaniosis, ante los que debemos acudir cuanto antes a nuestro centro veterinario son: pérdida de peso, problemas cutáneos (descamación generalizada en la piel, heridas en la zona de las orejas y ojos…), problemas articulares… Los signos presentan una evolución lenta pero progresiva.

Diagnostico

Esta enfremedad no puede ser diagnosticada solamente mediante la observación de los signos clínicos, siendo esencial una analítica sanguínea para ver la serología frente a Leishmania. Además, en dicha analítica veremos la funcionalidad de todos los órganos.

Prevención

Como queda reflejado, es una enfermedad bastante grave por lo que la prevención es nuestra principal arma para combatirla. Para repeler la picadura del flebótomo existen varias alternativas. Principalmente collares antiparasitarios, pipetas y vacunas. Aún así el tiempo entre la picadura del insecto y la aparición de síntomas clínicos puede oscilar entre el mes y los siete años, así que tenemos que poner barreras frente al flebótomo.

Ante cualquier duda que se le plantee no dude en consultarnos. Estaremos encantados de poder ayudarle.

Abrir publicación

ADOPTAR UN PERRO POR PRIMERA VEZ

 

                                  

Adoptar un perro por primera vez puede ser una experiencia muy satisfactoria e inolvidable. Sin embargo, no siempre es sencillo para un novato superar las primeras semanas de convivencia en casa con su nuevo amigo peludo. En este artículo se proponen algunos consejos básicos, en forma de manual, para sobrevivir con éxito a esos momentos iniciales junto con su primer perro adoptado.

El reto de acoger en casa por primera vez a un perro adoptado es, sin duda, una experiencia gratificante que exige responsabilidad y cariño por parte del nuevo dueño. Pero la vivencia puede resultar, asimismo, desconcertante para un primerizo.

En primer lugar, debe tener en cuenta que no es lo mismo acoger un cachorro que adoptar un perro adulto u optar por un can anciano como compañero. Encontrar personas dispuestas a adoptar a un perro de edad avanzada es complicado, ya que las familias suelen preferir cachorros o perros jóvenes, sin importar demasiado el sexo o la raza. Considere, sin embargo, que la llegada de un perro mayor a casa puede traer experiencias tan enriquecedoras y placenteras como la adopción de uno de corta edad.

Los perros adultos adoptados, además, ya han sufrido un abandono y esta circunstancia les hace únicos. Quizá hayan sido maltratados y necesiten cuidados especiales, pero ante todo, necesitan paciencia para que confíen en usted, al menos durante las primeras semanas. Los expertos afirman que, con ciertos cuidados, la adaptación a su nueva familia no tarda en llegar.

Una de las ventajas de adoptar a un perro adulto es que se evitaran algunas molestias propias de los perros más jóvenes, como el cambio de dentición. Los cachorros que atraviesan esta etapa, mordisquean todo lo que tienen a su alcance: zapatos, muebles, cestas de ropa, puertas, etc. Un perro abuelo ya ha superado esta etapa.

Planificar con cuidado la llegada del perro adoptado a casa es una de las claves para que el aterrizaje de su nuevo amigo de cuatro patas sea lo mas agradable posible. Tanto para el animal como para usted.

Tenga en cuenta que necesitará comida especial para su nuevo amigo. Elegir que comerá su perro no es tan sencillo como acercarse a la sección de mascotas del supermercado y echar al carro cualquiera de los cientos de piensos o latas expuestos. No todos tienen la misma calidad, ni son aconsejables en algunos casos. El veterinario le podrá aconsejar cual es la comida apropiada para su perro.

Adoptar implica contar, así mismo, con algunos complementos caninos esenciales para propiciar que su amigo se sienta cómodo en casa. Necesitara un recipiente para la comida adecuado y otro para el agua. Pero también una correa (las hay fijas y extensibles) y un collar que se adapte a las características físicas y a la personalidad de su mascota. En este sentido, optar por un arnés suele facilitar los paseos en ciudad de los perros nerviosos y de aquellos que aun no han aprendido a caminar con correa.

Tenga en cuenta, por ultimo, que en el mercado hay numerosas prendas caninas con las que vestir a su perro, especialmente en invierno. Pero también para protegerle de la lluvia durante los ineludibles paseos al aire libre que su perro necesitará cada día. Al elegir los complementos apropiados, el veterinario y los dependientes de las tiendas especializadas en mascotas podrán ayudarle  a seleccionar el tipo de prenda canina mas adecuada.

Volver arriba