Abrir publicación

Obesidad, más que un problema estético

La obesidad corresponde a la acumulación excesiva de grasa dentro de los adipocitos y afecta a diversas especies. Actualmente, se estima que una elevada población de perros y gatos de todo mundo tienen exceso de peso. Esto no es sólo un problema estético, es sobre todo un problema de salud, pues el tejido adiposo es metabólicamente activo y puede desembocar en un proceso inflamatorio por liberación de adipoquinas, que puede conducir a una enfermedad renal, pancreatitis o diabetes, entre otros problemas.

Principales causas de obesidad

Posibles consecuencias de la obesidad

  • Riesgo de colapso traqueal
  • Obstrucción de las vías respiratorias
  • Mayor riesgo anestésico
  • Mayor probabilidad de ciertos tipos de cáncer
  • Obstrucción e infecciones urinarias
  • Osteoartritis
  • Actividad física disminuida
  • Problemas dermatológicos
  • Diabetes mellitus
  • Enfermedad renal
  • Menor esperanza de vida
  • Otras

 

¿Cómo adelgazar de forma sana?

Es importante establecer un plan de adelgazamiento adecuado al animal y a su estilo de vida, con expectativas realistas y factibles, atendiendo a sus necesidades nutricionales. Un buen aporte de fibra y proteína es la clave para estimular la saciedad y diluir la densidad calórica de la dieta, respetando el mantenimiento de la masa muscular durante el proceso de adelgazamiento y el bienestar de la mascota.

Si está interesado en saber más sobre cómo puede ayudar a su mascota a adelgazar, infórmese sobre nuestro plan de pérdida de peso elaborado en colaboración con Royal Canin®.

Abrir publicación

¿Qué es una ovariohisterectomía?

La ovariohisterectomía es un procedimiento quirúrgico en el cual se extirpan ambos ovarios y el útero de las hembras. Se conoce también por el nombre de esterilización o incluso castración coloquialmente hablando.

Existen varias razones para llevar a cabo esta cirugía. La razón principal para practicarla es prevenir gestaciones y camadas de animales no deseados. Otro motivo de gran peso para realizarla es prevenir patologías relacionadas con el aparato reproductor tales como; infecciones uterinas, quistes o folículos ováricos, pseudogestaciones e incluso tumores. Se ha observado que cuando se realiza una esterilización temprana se reduce considerablemente la probabilidad de que la mascota desarrolle tumores mamarios.

Dejando a un lado todos los beneficios que aporta a nuestra mascota en cuanto a salud, no podemos olvidarnos de comentar que en muchas ocasiones se reclama la esterilización como ayuda para controlar ciertos problemas de comportamiento como la agresividad.

¿Cómo se lleva a cabo la esterilización?

Todo animal que vaya a someterse a una cirugía mayor debe realizar un chequeo prequirúrgico.

Este chequeo debe incluir un examen físico para asegurarnos de que la mascota se encuentra en buen estado de salud. Deberían ser animales que se encuentren al día en cuanto a desparasitaciones y vacunaciones, puesto que esto reducirá los riesgos durante y después de la cirugía.

Es recomendable realizar una analítica completa que nos va a permitir identificar y descartar alteraciones que desaconsejen la cirugía. Con una analítica general podremos descartar infecciones, situaciones de anemia, alteraciones en los factores de coagulación, alteraciones en la funcionalidad hepática y renal….

Otros datos de interés para nuestro veterinario son tratamientos crónicos que estemos administrando a nuestra mascota o patologías ya diagnosticadas con anterioridad que puedan requerir de pruebas específicas, por ejemplo una patología cardiaca que pueda necesitar una ecocardiografía de control antes de programar la cirugía.

El día de la cirugía el veterinario recomendará que los animales acudan a la clínica en ayuno. El día anterior a la cirugía se deben retirar los comederos y los bebederos por la noche para conseguir un mínimo de 8 horas de ayuno.

En el caso de que ese ayuno no se haya realizado es importante comentarlo a nuestro veterinario para que lo tenga en cuenta durante la anestesia o para valorar si es necesario aplazar la cirugía.
La cirugía se realiza bajo anestesia general lo que mantiene a la mascota quieta, en un estado de inconsciencia y completamente libre de sensaciones de dolor durante la operación. Con la premedicación se lleva a cabo el rasurado y desinfección de la zona quirúrgica y posteriormente se induce la anestesia profunda que se mantendrá con gases y nos permitirá llevar a cabo la cirugía.

El procedimiento de ovariohisterectomía tradicional se lleva a cabo a través de una pequeña incisión cerca de la cicatriz umbilical, extirpando ambos ovarios y el útero.

El campo quirúrgico se cierra por planos, de modo que aunque el propietario solo identificará una sutura en la piel, habrá otras dos suturas que restauren la integridad del músculo abdominal y el tejido subcutáneo (la grasa que se localiza entre la piel y el músculo).

La recuperación y el despertar de la anestesia debe llevarse a cabo siempre en la clínica bajo la supervisión de los veterinarios y auxiliares.

Llegado el momento de la vuelta a casa tras la cirugía deberíamos tener en cuenta ciertas recomendaciones :

  • Es muy importante proteger la cicatriz del lamido de la propia mascota, es por ello que puede ser necesario emplear collares isabelinos temporalmente para evitar que se autoinflija algún daño.
  • Es conveniente revisar los puntos de sutura de la piel periódicamente para detectar si se produce alguna secreción, inflamación, sangrado anormal, hematomas….
  • Es muy importante dar la medicación pautada para la recuperación en el domicilio, que normalmente constará de un antibiótico y un antiinflamatorio. Si se produjese algún vómito o cualquier signo de intolerancia de la medicación se debe comunicar de inmediato al veterinario para que pueda tomar las medidas oportunas.
  • Debemos evitar en la medida de lo posible que nuestra mascota realice ejercicios físicos que requieran saltar, correr….puesto que se podría provocar dolor, sangrado o hinchazón de la incisión.
Abrir publicación

HIGIENE DENTAL

A partir de los seis años, es frecuente que las mascotas empiecen a tener problemas en la dentadura.

Uno de los problemas más frecuentes es el sarro, una afección que se produce cuando la placa bacteriana comienza a acumularse en los dientes. Las bacterias se alimentan de los minerales que le proporciona la comida que se queda en la dentadura, por eso es importante que nuestra mascota tenga los dientes siempre limpios.

El sarro deja una boca con un aspecto sucio y descuidado, además de un aliento muy desagradable.

Dieta adecuada

La alimentación suele ser clave para evitar la aparición del sarro. Los alimentos secos, como el pienso, son mejores para los dientes del perro que el alimento blando o la comida casera, ya que son abrasivos y dejan los dientes sin residuos.

Cómo cepillar los dientes a su perro

Los perros adultos pueden aprender a sentirse cómodos con la limpieza de dientes, pero es más fácil si se comienza cuando el perro es cachorro. Cuando tienen pocos meses podemos habituarlos usando el dedo. Poco a poco iremos introduciendo el cepillo y la pasta dental en su higiene bucal diaria.

A tu mascota tal vez no le guste mucho al principio, pero con el tiempo puede transformarse en una experiencia agradable. No debe hacerse demasiado largo las primeras veces. Puede irse aumentando el tiempo de cepillado a medida que se acostumbre. También ayuda hablar con voz calma mientras le cepillas los dientes y premiarlo con una golosina al terminar.

 

               

Cómo elegir la pasta dental correcta

No puede usarse nuestra pasta de dientes para el perro. La mayoría de los dentífricos para seres humanos tienen flúor, que es tóxico para los perros. En la mayoría de las tiendas para mascotas venden pastas dentales formuladas para ellos. También puede comprar cepillos de dientes especiales que facilitarán el proceso de cepillado.

Soluciones antiplaca para el agua de bebida

Contienen productos desinfectantes y que luchan contra la acumulación de placa bacteriana y sarro dental. Sólo hay que añadir una cantidad al agua de bebida, y retrasan la aparición de sarro, combatiendo además el mal aliento.

Masticar juguetes “limpiadores” para limpiar los dientes

Hay muchos huesos sintéticos y juguetes para masticar que están específicamente diseñados para fortalecer las encías y dientes de los perros. La idea es que el perro tiene que masticar, usar su dentadura.

Cómo acabar con el sarro

                  

Una vez que el sarro ha aparecido en la dentadura de nuestra mascota, ni los cepillos ni los huesos pueden hacer nada para hacerlo desaparecer. La única solución es realizar una exhaustiva limpieza bucal bajo sedación o anestesia general (odontoprofilaxis).

 

¿Con qué frecuencia llevarlo al veterinario?

Aun cuando sus dientes estén sanos, los dientes de tu perro deben ser revisados por un profesional veterinario cada seis meses o un año.
Si ves alguno de estos signos de problemas dentales, debes llevarlo cuanto antes:

  • Excesivo mal aliento.
  • Cambio de hábitos al comer o masticar.
  • Si intenta rascarse la cara o la boca.
  • Salivación excesiva.
  • Dientes desalineados.
  • Dientes descoloridos, rotos ó partidos.
  • Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes.
  • Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía.
  • Bultos o pólipos dentro de la boca.
Abrir publicación

GOLPE DE CALOR

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Los perros son igual de sensibles que los humanos a la deshidratación y a los golpes de calor. Sin embargo, tienen una dificultad añadida para regular su El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura.

Síntomas del golpe de calor en perros

El perro que alcanza una temperatura corporal entre 42ºC y 43ºC entra en una fase crítica difícil de superar. Los síntomas que pueden alertar de que el perro tiene una temperatura corporal demasiado alta son: mareos, sensación de que el perro está enfermo, respira con dificultad, jadea, no puede caminar, pierde el equilibrio, taquicardia, temperatura elevada, mucosas congestionadas, vómitos, diarreas y, en algunas ocasiones, shock o pérdida del conocimiento. Una vez que el perro entra en esta peligrosa fase, hay que actuar con rapidez para evitar que avancen los síntomas.

Perros con más riesgo ante las altas temperaturas

Los perros que son chatos, como el Bulldog Francés, el Bóxer o el Pequinés, así como los animales que padecen sobrepeso y obesidad o insuficiencia cardíaca o respiratoria, son especialmente sensibles a sufrir golpes de calor. Esto se debe a que carecen de una correcta capacidad de refrigeración, por lo que es fácil que alcancen más de 42ºC.

En condiciones normales, la temperatura corporal de los perros oscila entre 38ºC y 39ºC

Los cachorros (antes del año de edad) y los perros muy mayores son también grupos susceptibles de padecer golpes de calor y otras complicaciones de salud, debido a las altas temperaturas. Los cachorros tienen un sistema inmunitario inmaduro y su capacidad de refrigeración no está al 100%, como en el caso de un perro adulto. Los perros muy mayores (a partir de 11 años) no pueden mantener una temperatura corporal adecuada con la misma facilidad que un perro joven. Hay que tener especial cuidado con ellos cuando comienzan las altas temperaturas.

Cómo actuar cuando el perro sufre un golpe de calor.

La rapidez es fundamental para salvar la vida del perro cuya temperatura llega a 43ºC. Hay que bajar cuanto antes el calor corporal y, para ello, hay que colocarle en un lugar fresco, mojarle con agua fría, ponerle hielo en la cabeza y en el abdomen y ofrecerle agua para que beba, poco a poco.
En esta situación extrema, se puede empapar al perro con alcohol porque, al evaporarse con rapidez, ayuda a que la temperatura corporal descienda más rápido.

 

Prevención contra las consecuencias del calor

Para evitar las consecuencias del calor en nuestras mascotas, conviene:

  • No salir a hacer ejercicio o a pasear con el perro durante las horas del día de más calor.
  • Procurar que el perro tenga siempre agua limpia y fresca a su disposición, durante todo el año, aunque no haga calor. Un perro puede sobrevivir a la falta de alimentos, pero si pierde más del 12% del agua de su cuerpo, puede morir
  • Si se nota que el perro tiene mucho calor, refrescarle el cuerpo y la cabeza con agua.
  • El aire acondicionado también es adecuado para los perros. Si se tiene posibilidad de tenerlo, el perro también lo agradecerá.
  • Recortar el pelaje si es muy largo, pero no dejarlo muy corto, ya que el pelo protege al perro tanto del frío como del calor.

Golpes de calor en el coche

La mayoría de los golpes de calor en perros ocurren en los coches. A menudo pensamos que, por unos minutos, con el coche a la sombra y una ventanilla entreabierta, el perro no corre peligro. Pero nada más alejado de la realidad. En solo unos minutos, el coche se convierte en una trampa mortal para el perro. El vehículo puede alcanzar temperaturas que superen los 50ºC cuando hace calor y el perro sufrirá en estas circunstancias una subida de temperatura corporal que hará peligrar su vida.

Volver arriba