Abrir publicación

LA PRIMAVERA Y LAS MASCOTAS

Con la llegada del buen tiempo los paseos con nuestros amigos se hacen de una forma más larga y rutinaria. Por ello en este artículo os explicamos las patologías o problemas más comunes en primavera.

ALERGIAS

En esta época del año es cuando más clientes acuden a nuestros centros por un cuadro compatible con alergias, ya sean ambientales o a alguna picadura de insectos. Con la llegada de la polinización hay muchos perros que desarrollan dermatitis, que después se pueden complicar con infecciones cutáneas, pododermatitis…

Hay otro tipo de alergias que presentan un cuadro de otitis en las que nuestro animal empieza a sacudirse mucho la cabeza. Otro tipo puede ser a la picadura de pulgas o avispas.

Así que si observa que su mascota se rasca mucho e incluso se hace heridas no dude en contactar con nosotros.

ESPIGAS

Las espigas son semillas de cereales envueltas en una vaina dura, alargada y terminada en una punta rodeada de espículas que crecen en una sola dirección (parecida a una punta de flecha). De esta forma, cuando la espiga contacta sobre una superficie solo se desplaza hacia adelante, facilitando que su punta se clave en ella penetrando cada vez más profundamente. Además tienen la facilidad de desplazarse a lo largo de los tejidos.

Al vivir en una zona rural lo más normal es que encontremos espigas en los paseos, por eso es muy importante vigilar a la mascota. Se pueden introducir o clavar en cualquier parte del cuerpo de nuestro animal como almohadillas, nariz, oídos, etc. y producir molestias, dolor, infecciones e incluso enfermedades más complicadas. Los problemas más habituales se suelen producir en los oídos o almohadillas y los síntomas varían dependiendo de la zona del cuerpo: ladeo y sacudida  de cabeza, cojera, estornudos continuados…

GOLPE DE CALOR

No es raro que en esta época del año, en las horas centrales del día, la temperatura ambiental sea elevada por lo que os advertimos que no dejéis a vuestro animal dentro del coche mucho tiempo o tomando el sol excesivamente. Cuando la temperatura corporal es muy alta pueden aparecer signos como el jadeo excesivo y una respiración acelerada. Es posible que se tambalee y llegue a tener convulsiones, incluso a perder la conciencia. Asimismo, pueden aparecer vómitos y diarrea.

IRRITACIÓN EN LAS ALMOHADILLAS

El buen tiempo hace que se ocasione esta situación. El incremento de los paseos hace que los perros sufran enrojecimiento, ampollas, hinchazón e incluso heridas debido a la falta de costumbre en los meses de frío. Puedes utilizar geles de aloe vera para aliviar sus síntomas.

LA MUDA

En primavera tiene lugar una de las épocas de muda en los animales. Este mecanismo se produce para liberarse del pelo grueso que les ha protegido durante el invierno. Para prevenir la aparición de problemas en piel es muy importante cepillar regularmente a nuestro peludo. Si lo acostumbramos desde cachorro no tendremos problemas para hacerlo en el futuro. Otra acción importante es bañarlo periódicamente con champús especiales.

LOS PARÁSITOS

Durante esta época los parásitos se multiplican. Tanto las pulgas como las garrapatas y los mosquitos son transmisores de enfermedades y de otro tipo de parásitos intestinales. Resulta imprescindible la correcta desparasitación de las mascotas, así nos aseguramos de que vuestros animales gozan de buena salud.

Una vez explicados,de forma sencilla, los diferentes puntos de este artículo quedamos a vuestra disposición para cualquier duda que podáis tener.

¡¡¡¡Ahora toca disfrutar de esta época con nuestros amigos los peludos!!!!

Abrir publicación

¿CÓMO ESCOGER LA ALIMENTACIÓN DE NUESTRA MASCOTA?

OLYMPUS DIGITAL CAMERACada día es mayor la preocupación de los propietarios ante la alimentación de sus mascotas. Afortunadamente, van quedando atrás los hábitos de alimentarlos con restos de comida, vísceras crudas o despojos de carne, que daban lugar a problemas como obstrucciones intestinales (huesos), mal nutrición (dieta desequilibrada) o parasitosis (vísceras crudas).

En los últimos años se ha incrementado la producción y comercialización de piensos compuestos para perros y gatos, que resultan más cómodos para alimentar a nuestras mascotas. Sin embargo, la extensa oferta de gamas, variedades y  precios, crean gran confusión en el momento de escoger cual es la mejor opción para nuestras mascotas.

No todos los piensos tienen la misma calidad, ésta tiene una relación directa con la digestibilidad del alimento. La digestibilidad es la proporción de alimento que el organismo asimila y que no se elimina con las heces. Ésta, a su vez depende de 3 factores:

  • Buena calidad de las materias primas
  • Formulación nutricional apropiada (equilibrada)
  • Cocción adecuada.

Por lo tanto, debemos tener en cuenta que un buen alimento debe ser completo y cubrir todas las necesidades diarias. Su composición debe ser equilibrada, con todos los nutrientes necesarios y en la proporción adecuada para asegurar un buen estado de salud.

MATERIAS PRIMAS Y SU EQUILIBRIO

Los piensos deben ser ricos en proteínas, condición que cumple la mayoría de los alimentos industriales. La diferencia radica en la calidad de ésta. A mayor calidad más digestible y mayor contenido en aminoácidos, necesarios para ser utilizados por el animal para sintetizar sus propias proteínas (hormonas, enzimas, anticuerpos). Por ello, la proteína de origen animal procedente de carne de calidad es la más adecuada.

En la mayoría de los piensos baratos las proteínas tienen falta de aminoácidos esenciales o poseen demasiado colágeno (presente en huesos, tendones, recortes de carne), que es poco digestible.

El gato presenta un caso peculiar, tienen que incorporar en la dieta un aminoácido que ellos no pueden sintetizar, la taurina, y que solo está presente en proteínas animales. Su falta puede causar ceguera y problemas cardíacos.

Un alimento de calidad aporta grasas muy digestibles (insaturadas) y proporcionan un aroma que atrae a nuestras mascotas. Además poseen en su composición una combinación de grasas animales y vegetales para lograr un equilibrio en ácidos grasos esenciales.

Estos alimentos son ricos en aceites vegetales que aportan ácido linoleico, necesario para proporcionar brillo y suavidad al pelo. En el caso concreto de los gatos, aportan, junto el ácido linoleico, el ácido araquidónico, que ellos no pueden sintetizar y que se  encuentra exclusivamente en grasas animales.

Al mismo tiempo se encuentran en un porcentaje adecuado, ya que un exceso produciría obesidad, y su defecto haría menos apetecible el alimento e induciría al organismo a utilizar las proteínas como fuente de energía, pudiendo causar deficiencias proteicas.

La fibra es indispensable para un correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. De su digestión se encargan, mediante fermentación, ciertas bacterias del colon, que producen ácidos grasos volátiles encargados de mantener integro el epitelio intestinal. Los piensos de calidad proporcionan una fibra moderadamente fermentable (pulpa de remolacha, salvado de arroz,..) en una cantidad adecuada no superior al 5%, ya que  si se encontrará en exceso produciría muchas fermentaciones y con ello una mala calidad de las heces.

La principal fuente de hidratos de carbono de los piensos procede del almidón (maíz, trigo y arroz). Mientras ciertos fabricantes usan restos de molienda, los de mayor calidad utilizan el grano entero. Al igual que las grasas se tiene  en cuenta su proporción, ya que debe ser la adecuada para evitar la utilización de las proteínas como fuente de energía.

Las dietas de calidad aportan la cantidad adecuada de vitaminas y minerales, como el calcio y el fósforo, por lo cual no debe suplementarse con pastillas, ya que además de ser contraproducente supone un gasto económico innecesario. En algunos casos los excesos producen intoxicaciones y cuando no son tóxicos pueden desencadenar problemas renales, ya que este exceso se elimina vía renal.

En definitiva, en la elaboración de piensos de calidad para nuestras mascotas es indispensable unas buenas materias primas, con una correcta combinación de las de origen animal y vegetal para obtener un equilibrio que cubra todas sus necesidades en cada etapa de su vida: crecimiento, mantenimiento, gestación, actividad, vejez…

¿EN QUE LO NOTAMOS?

Nuestra manera objetiva de valorar un pienso es comparar el estado de salud de nuestra mascota ante una alimentación u otra. Ciertas características que presenta un animal que come una alimentación de calidad, son entre otras:

  • Con menor cantidad de alimento satisface todas sus necesidades.
  • Elimina menor cantidad de heces y flatulencias porque asimila mejor los alimentos.
  • Tiene el pelo y la piel suaves y brillosos.
  • Mantiene su peso ideal (siempre que ofrezcamos la cantidad recomendada para su estilo de vida).
  • Mantiene una buena salud dental, digestiva, articular, cutánea, nerviosa,…
Volver arriba