NUESTRA HISTORIA

En 1994 Isidoro Castro, licenciado en veterinaria por la universidad de León, regresa a su pueblo natal para fundar la clínica veterinaria Canis. Tras haber completado su etapa universitaria, trabaja durante dos años en el sector avícola, para posteriormente apostar por la formación en pequeños animales, su verdadera vocación. Para ello realiza una estancia de un año en el hospital veterinario de San Vicente del Raspeig (Alicante), centro de referencia en España por aquel entonces.

Una vez adquiridos los conocimientos necesarios, decide regresar a su tierra donde emprende la aventura empresarial de fundar la primera clínica veterinaria de pequeños animales en el Condado-Paradanta. Por aquel entonces la conciencia social sobre animales de compañía era bastante pobre, especialmente en zonas rurales; comenzaba a despertarse una verdadera preocupación por la salud de las mascotas y su bienestar pero quedaba mucho trabajo por hacer. Hoy en día, por fortuna, el escenario es bien distinto.

Un maletín de cuero, un viejo fonendo y un Ford fiesta eran las herramientas de trabajo más utilizadas en los orígenes de esta empresa ya que la mayor parte de los servicios se prestaban a domicilio. Poco a poco se fue implementando la consulta en la clínica, ya con más medios, y con la posibilidad de hacer análisis de sangre y orina, diagnóstico por imagen, hospitalización…

La clínica fue creciendo al mismo ritmo que la sociedad iba demandando mejores cuidados y atenciones para sus mascotas. Los servicios prestados a perros y gatos fueron desbancando poco a poco a los realizados en vacas, caballos, ovejas y cerdos.

Fue surgiendo así la necesidad de ir ampliando la plantilla e ir creciendo paulatinamente. Fueron años de trabajo duro y largas jornadas laborales con la gratificación de que los clientes mostraban su agradecimiento y depositaban su confianza en la clínica.

LA FAMILIA CANIS

EN CONSTANTE CRECIMIENTO

1998

CLÍNICA SALCEDA DE CASELAS

2002

CENTRO PORRIÑO

2005

AGROCANIS

En mayo de 1998, ante la incipiente demanda de la sociedad de un servicio veterinario de calidad para pequeños animales, se abre una nueva clínica en la localidad limítrofe de Salceda de Caselas. Dicho centro fue traspasado en el año 2012 y actualmente es una reconocida clínica gestionada por excelentes profesionales.

En agosto de 2002 se incorpora a la empresa un nuevo centro en la localidad de Porriño, el cual no ha parado de crecer desde entonces y hoy en día es referencia en la comarca de A Louriña.

En abril de 2005 ve la luz un nuevo proyecto empresarial llamado Agrocanis, en la parroquia ponteareana de Angoares. Una comercial agrícola dedicada a la alimentación de animales de explotación, productos del campo y jardinería. Actividad estrechamente relacionada con la fundacional que, por motivos logísticos y estratégicos, terminó teniendo su propio espacio en el seno de la empresa.

25 AÑOS DE EXPERIENCIA

En la actualidad, 25 años después, el maletín de cuero de entonces tiene un lugar de privilegio en el pequeño museo de la empresa. Sobre él reposa una jeringa de cristal y justo a su derecha se encuentra el ajado fonendo negro. Ya no hay ni rastro de aquel viejo Ford Fiesta y los años han plateado ligeramente el pelo del fundador. Hoy somos once los miembros que conformamos la familia Canis, manteniendo la pasión y la ilusión que esta profesión transmite, afianzando los valores con los que nació este proyecto.

Si estos 25 años han servido para mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas el trabajo habrá merecido la pena…

NUESTRO EQUIPO

Isidoro Castro Fernández

Veterinario

Soy el fundador de Clínica Canis. Allá por 1994 inicié esta aventura empresarial con el fin de mejorar la salud y el bienestar animal; he trabajado muy duro a lo largo de estos años pero, sinceramente, creo que ha merecido la pena. Combino mi tarea de gerente de la clínica con la de cirujano y traumatólogo.

En mi tiempo libre me gusta hacer deporte, la lectura y, sobre todo, viajar. Tengo dos perros, Chispa y Peque, que queman toda su energía jugueteando con mis hijos.

Delio González Fragueiro

A.D.E.

Trabajo aquí desde hace más de veinte años cuando en un verano quise poner a prueba mi vocación de estudiar veterinaria. Finalmente no fue así pero me encontré cómodo y me quedé. Me dedico a tareas de gestión, administración, márketing y RRHH.

Soy un apasionado del deporte y practico todos los que el tiempo me permite. También me gusta viajar, el cine y la playa. No tengo perros porque a mi mujer le dan un poco de respeto, pero algún día espero convencerla.

Andrea Caballero Rodríguez

Ciclo de auxiliar veterinaria

Siempre me han gustado los animales y tenia claro que quería dedicarme a trabajar en ese mundo; por circunstancias de la vida comencé a trabajar muy jovencita y después de pasar por distintos trabajos, decidí formarme como auxiliar de clínica veterinaria y apostar por lo que realmente me gustaba; hice mis prácticas en canis, y desde entonces aquí estoy.

En mi tiempo libre me gusta viajar, hacer senderismo, disfrutar de la familia y en especial pasear con mis perros ; Lua la que lleva siendo mi fiel compañera desde    hace doce años, y Lili y Will que llegaron a mi vida hace un año y son la alegría de la casa.

Sheila García Barreros

Ciclo de Auxiliar administrativo

Tras varios años trabajando de contable decidí dar un giro en mi vida y convertirme en auxiliar de clínica veterinaria. Siempre me han fascinado los animales y, a día de hoy, creo que he tomado una buena decisión. Desempeño tareas de auxiliar tanto en clínica Canis como en Animalia y, de vez en cuando, hago mis pinitos como peluquera canina.

Mis dos pasiones en la vida son los animales y viajar. He recorrido países de lo más exótico y, en los próximos 50 años, espero conocer medio planeta. Mi auténtica debilidad se llama Gala, es la perra más maravillosa del mundo. Si algún día nos cruzamos por el parque os la presento para que podáis conocerla.

Rosalía Fernández Regueiro

Ciclo de Salud ambiental

Desde pequeñita mi pasión siempre han sido los animales, especialmente los perros. Después de haber pasado por trabajos de todo tipo, decidí probar suerte en lo que realmente me entusiasma. Y aquí me tenéis, disfrutando día a día de la mejor compañía que uno puede tener. Se puede vivir sin perro pero no merece la pena. Desempeño tareas de auxiliar de clínica y peluquera canina.

El yoga y viajar son dos de mis aficiones, pero a lo que realmente dedico casi todo mi tiempo es a ayudar y a disfrutar con los animales. Tengo cuatro perras fantásticas que se llaman Kai, Nuca, Duna y Noa pero, si por mí fuese, tendría muchas más.

Verónica Lage Rey

Veterinaria

Llevo más de diez años en esta fantástica profesión y cada día me gusta más. Desde niña tuve claro a qué me quería dedicar de mayor y todos mis esfuerzos han ido en esa dirección. Como veterinaria me dedico principalmente a la medicina interna y a cirugía de tejidos blandos.

Mi otra gran pasión es la música tradicional. Soy miembro de un grupo en el que canto, bailo y toco la pandereta. Ello lo compagino con el gimnasio, la lectura y, sobre todo, con la noble tarea de ser madre 2.0. En mi casa me reciben todos los días mi gato Trasno, mi perra Bella, Chipper (el hámster de mi hijo) y un montón de mandarines que revolotean en su pajarera.

Pablo Rodríguez Fernández

Veterinaria

Mi nombre es Pablo y soy Graduado en Veterinaria por la Universidad de Santiago de Compostela  y después realicé un postgrado en clínica de pequeños animales en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Mientras realizaba mis estudios fui alumno colaborador en el programa Helper del Hospital Veterinario Rof Codina. Después realicé estancias en varios centros de referencia en España como en Barcelona, Alicante, Madrid y Mallorca. Y en mi último año de carrera estuve dos meses en Oporto realizando un Erasmus prácticas.

Trabaje casi tres años en el Hospital Veterinario Abros en Ourense. Mis áreas de interés son la medicina interna, oftalmología y diagnóstico por imagen.

Mi tiempo libre me gusta pasarlo con mis amigos, familia y viajar cuanto pueda.

Sandra García González

Administración

El azar hizo que terminase trabajando en esta empresa en la que me he encontrado un equipo de gente con la que he congeniado muy bien. Realizo tareas de administración y apoyo en la tienda.

Soy muy familiar, en mi tiempo libre me encanta estar con mis amigos y disfrutar de una buena charla.

Carlos Blanco Iglesias

Veterinario

Después de una década ejerciendo de veterinario de pequeños animales, tengo la suerte de encontrar motivaciones a diario para seguir dedicándome a la medicina de las mascotas.

Desde la facultad centré mi formación en el campo de la cirugía y anestesia, y en ello sigo formándome día a día.

En cuanto a lo personal soy fiel seguidor de la música punk y muy futbolero.  Soy padre y disfruto de la compañía de mi perrita Trufa. Ella ha estado siempre presente como fiel amiga desde la facultad hasta día de hoy.

Celia Burgos González

Veterinaria

Desde muy pequeña estuve rodeada de animales. Tras ver como mis primos escapaban mientras yo me quedaba mirando atentamente el parto de una oveja no fue difícil pensar que lo mío iba a ser la veterinaria.

Aunque al principio de mis estudios dudé entre caballos o pequeños animales (perros y gatos), me acabé decantando por estos últimos, disfrutando de la belleza y nobleza de los caballos en mi tiempo libre. Me gusta la medicina interna y la citología, e intento mantenerme al día haciendo cursos de "reciclaje".
En cuanto a lo personal me gusta disfrutar de las pequeñas cosas de la vida: amigos, familia, naturaleza, una buena peli, un buen libro, viajes.... Y que nunca falte la música y el baile!

Josefa Martínez Domínguez

Dependienta Agrocanis

Desde 2005 formo parte de esta empresa, por lo que podemos decir que soy toda una veterana por aquí.

En mis inicios trabajé como dependienta en Animalia pero, al poco tiempo, pasé a ser la responsable de Agrocanis donde sigo desde entonces. Mi tarea consiste en asesorar a nuestros clientes en todo lo relacionado con agricultura y ganadería. Asimismo soy la responsable de regular las existencias y tratar con nuestros proveedores para que nuestro compromiso de variedad, calidad y precio se cumpla de la mejor manera posible.

Me relaja mucho cultivar mi huerta, caminar por la montaña y la lectura. Tengo tres tortugas que se llaman Lolo, Lisa y Lara, que llevan muchos años conmigo y ya son miembros de mi familia.

Canis Hugo

Hugo Rodríguez Santiso

Community Manager

Llevo trabajando en atención al público en diferentes clínicas veterinarias desde que tenía 19 años. En el año 2020 mi cabeza me pedía un cambio profesional y en Clínica Canis necesitaban una persona con experiencia, así que no lo dude. Está clínica me ofreció un proyecto muy ilusionante que era justo lo que me hacía falta en ese momento profesional y personal.

Soy el encargado de la tienda, las redes sociales y todo lo relacionado a la nutrición de vuestras mascotas.

En mi faceta más personal soy un gran aficionado al deporte y llevo tres maratones en mis piernas. En el pueblo siempre he sido conocido por jugar al fútbol, pero igual que con el trabajo, un día decidí dar un vuelco a mi carrera deportiva y cambiar el fútbol por otros deportes que siempre había querido practicar. Mi objetivo para 2022, hacer un Medio Ironman.

Mi otra gran afición es el cine, por eso tengo una gatita blanca a la que llamo Nieve por la serie Vikingos.

Volver arriba