NUESTRA HISTORIA

En 1994 Isidoro Castro, licenciado en veterinaria por la universidad de León, regresa a su pueblo natal para fundar la clínica veterinaria Canis. Tras haber completado su etapa universitaria, trabaja durante dos años en el sector avícola, para posteriormente apostar por la formación en pequeños animales, su verdadera vocación. Para ello realiza una estancia de un año en el hospital veterinario de San Vicente del Raspeig (Alicante), centro de referencia en España por aquel entonces.

Una vez adquiridos los conocimientos necesarios, decide regresar a su tierra donde emprende la aventura empresarial de fundar la primera clínica veterinaria de pequeños animales en el Condado-Paradanta. Por aquel entonces la conciencia social sobre animales de compañía era bastante pobre, especialmente en zonas rurales; comenzaba a despertarse una verdadera preocupación por la salud de las mascotas y su bienestar pero quedaba mucho trabajo por hacer. Hoy en día, por fortuna, el escenario es bien distinto.

Un maletín de cuero, un viejo fonendo y un Ford fiesta eran las herramientas de trabajo más utilizadas en los orígenes de esta empresa ya que la mayor parte de los servicios se prestaban a domicilio. Poco a poco se fue implementando la consulta en la clínica, ya con más medios, y con la posibilidad de hacer análisis de sangre y orina, diagnóstico por imagen, hospitalización…

La clínica fue creciendo al mismo ritmo que la sociedad iba demandando mejores cuidados y atenciones para sus mascotas. Los servicios prestados a perros y gatos fueron desbancando poco a poco a los realizados en vacas, caballos, ovejas y cerdos.

Fue surgiendo así la necesidad de ir ampliando la plantilla e ir creciendo paulatinamente. Fueron años de trabajo duro y largas jornadas laborales con la gratificación de que los clientes mostraban su agradecimiento y depositaban su confianza en la clínica.

LA FAMILIA CANIS

EN CONSTANTE CRECIMIENTO

1998

CLÍNICA SALCEDA DE CASELAS

2002

CENTRO PORRIÑO

2005

AGROCANIS

En mayo de 1998, ante la incipiente demanda de la sociedad de un servicio veterinario de calidad para pequeños animales, se abre una nueva clínica en la localidad limítrofe de Salceda de Caselas. Dicho centro fue traspasado en el año 2012 y actualmente es una reconocida clínica gestionada por excelentes profesionales.

En agosto de 2002 se incorpora a la empresa un nuevo centro en la localidad de Porriño, el cual no ha parado de crecer desde entonces y hoy en día es referencia en la comarca de A Louriña.

En abril de 2005 ve la luz un nuevo proyecto empresarial llamado Agrocanis, en la parroquia ponteareana de Angoares. Una comercial agrícola dedicada a la alimentación de animales de explotación, productos del campo y jardinería. Actividad estrechamente relacionada con la fundacional que, por motivos logísticos y estratégicos, terminó teniendo su propio espacio en el seno de la empresa.

25 AÑOS DE EXPERIENCIA

En la actualidad, 25 años después, el maletín de cuero de entonces tiene un lugar de privilegio en el pequeño museo de la empresa. Sobre él reposa una jeringa de cristal y justo a su derecha se encuentra el ajado fonendo negro. Ya no hay ni rastro de aquel viejo Ford Fiesta y los años han plateado ligeramente el pelo del fundador. Hoy somos once los miembros que conformamos la familia Canis, manteniendo la pasión y la ilusión que esta profesión transmite, afianzando los valores con los que nació este proyecto.

Si estos 25 años han servido para mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas el trabajo habrá merecido la pena…

NUESTRO EQUIPO

Isidoro Castro Fernández

Veterinario

Soy el fundador de Clínica Canis. Allá por 1994 inicié esta aventura empresarial con el fin de mejorar la salud y el bienestar animal; he trabajado muy duro a lo largo de estos años pero, sinceramente, creo que ha merecido la pena. Combino mi tarea de gerente de la clínica con la de cirujano y traumatólogo.

En mi tiempo libre me gusta hacer deporte, la lectura y, sobre todo, viajar. Tengo dos perros, Chispa y Peque, que queman toda su energía jugueteando con mis hijos.

Delio González Fragueiro

A.D.E.

Trabajo aquí desde hace más de veinte años cuando en un verano quise poner a prueba mi vocación de estudiar veterinaria. Finalmente no fue así pero me encontré cómodo y me quedé. Me dedico a tareas de gestión, administración, márketing y RRHH.

Soy un apasionado del deporte y practico todos los que el tiempo me permite. También me gusta viajar, el cine y la playa. No tengo perros porque a mi mujer le dan un poco de respeto, pero algún día espero convencerla.

Alejandra Pazos Castro

Comercio Internacional

El azar hizo que terminase trabajando en esta empresa en la que me he encontrado a un equipo de gente con la que he congeniado muy bien. Realizo tareas de administración y gestión de stocks.

Lo que más me gusta en la vida es la tranquilidad. También me gusta leer y pasear. Mi perra Electra me suele acompañar en mis paseos y excursiones y, aunque está un poquito mayor, sigue siendo muy activa.

Sheila García Barreros

Ciclo de Auxiliar administrativo

Tras varios años trabajando de contable decidí dar un giro en mi vida y convertirme en auxiliar de clínica veterinaria. Siempre me han fascinado los animales y, a día de hoy, creo que he tomado una buena decisión. Desempeño tareas de auxiliar tanto en clínica Canis como en Animalia y, de vez en cuando, hago mis pinitos como peluquera canina.

Mis dos pasiones en la vida son los animales y viajar. He recorrido países de lo más exótico y, en los próximos 50 años, espero conocer medio planeta. Mi auténtica debilidad se llama Gala, es la perra más maravillosa del mundo. Si algún día nos cruzamos por el parque os la presento para que podáis conocerla.

Rosalía Fernández Regueiro

Ciclo de Salud ambiental

Desde pequeñita mi pasión siempre han sido los animales, especialmente los perros. Después de haber pasado por trabajos de todo tipo, decidí probar suerte en lo que realmente me entusiasma. Y aquí me tenéis, disfrutando día a día de la mejor compañía que uno puede tener. Se puede vivir sin perro pero no merece la pena. Desempeño tareas de auxiliar de clínica y peluquera canina.

El yoga y viajar son dos de mis aficiones, pero a lo que realmente dedico casi todo mi tiempo es a ayudar y a disfrutar con los animales. Tengo cuatro perras fantásticas que se llaman Kai, Nuca, Duna y Noa pero, si por mí fuese, tendría muchas más.

Verónica Lage Rey

Veterinaria

Llevo más de diez años en esta fantástica profesión y cada día me gusta más. Desde niña tuve claro a qué me quería dedicar de mayor y todos mis esfuerzos han ido en esa dirección. Como veterinaria me dedico principalmente a la medicina interna y a cirugía de tejidos blandos.

Mi otra gran pasión es la música tradicional. Soy miembro de un grupo en el que canto, bailo y toco la pandereta. Ello lo compagino con el gimnasio, la lectura y, sobre todo, con la noble tarea de ser madre 2.0. En mi casa me reciben todos los días mi gato Trasno, mi perra Bella, Chipper (el hámster de mi hijo) y un montón de mandarines que revolotean en su pajarera.

Noelia Lago Rodríguez

Veterinaria

Mi vocación como veterinaria empieza en mi infancia. De niña ya soñaba con curar animales y era mi juego favorito. Aquella ilusión infantil se ha convertido en mi profesión de adulta y estoy encantada con ello. Tras mi etapa de estudiante continué ligada a la universidad donde hice mi Tesis doctoral. Fue en 2014 cuando recalé en esta empresa y ya me he convertido en una de las “veteranas” en la familia Canis. Mi labor veterinaria se desarrolla principalmente en la clínica de Porriño. Aunque ejerzo tareas de medicina interna y veterinaria generalista, mi verdadera pasión es la medicina felina.

En mi tiempo libre me gusta viajar, la fotografía y las series de Tv. Mi gato Lolo es mi ojito derecho y el rey absoluto de la casa. Completan la familia mis perras Coco y Oby y mi perro Pancho.

Carla Freiría Rodríguez

Ciclo de Actividades comerciales

El destino me hizo un guiño para darme la oportunidad de trabajar en clínica Canis y, la verdad, es que estoy encantada con este trabajo. Nunca pensé dedicarme a esta profesión y estoy descubriendo que es muy agradecida y gratificante. Una se va a casa con una sonrisa después de haber recibido los lametones o las miradas de agradecimiento de los peludos. Mi trabajo lo desempeño en la clínica de Porriño, como auxiliar de clínica, trabajando codo a codo con mi compi Noelia.

El running es mi válvula de escape para desconectar un poco del reino animal. La música es otra de mis grandes aficiones. Mi perro Thor me recibe eufórico cuando voy a casa de mi madre. Desde que me he mudado a un piso no puedo tener mascotas pero espero que eso cambie en el futuro porque no se puede tener mejor compañía.

Catarina Rodrígues Teixeira

Veterinaria

Siempre supe que quería ser veterinaria pero estaba indecisa sobre a qué especies enfocar mi carrera profesional. He trabajado con animales exóticos, con fauna salvaje y actualmente he decidido dedicarme a perros y gatos. Soy de nacionalidad portuguesa pero estoy muy a gusto en España. Tras un tiempo haciendo prácticas en Inglaterra me di cuenta que mi lugar estaba en la península ibérica y decidí volver. En la clínica me dedico principalmente a la medicina general, pero me interesa especialmente el campo de la ecografía y mi idea es especializarme en ello.

Me encanta hacer deporte (fútbol sala, running, tenis, natación…), leer y viajar. La alegría en mi casa es mi pequeño zoológico en el que todos son especiales para mí: mis perros Bría, Berg y Zeus; mis gatas Chloe, Coco y Luísa; y mis conejitos Tommy y Cindy.

Cristina Blanco Ovejero

Veterinaria

Mi idilio con esta profesión empezó tarde pero es una de las mejores decisiones que he tomado en la vida. Fue con 17 años cuando dudé entre Veterinaria y Biología y finalmente me decanté por la primera. Tras mis prácticas universitarias decidí dedicarme a la clínica de pequeños animales. Una pequeña aventura en el norte de Inglaterra trabajando con focas fue un paréntesis en mi carrera profesional, pero cada vez tengo más claro que mi sitio está entre perros y gatos. Estoy en fase de aprendizaje y, de momento, me centro en la medicina interna. La cirugía de tejidos blandos es mi principal inquietud actualmente, si bien no descarto formarme en traumatología y etología.

En mi tiempo libre me gusta viajar,tocar la guitarra, la fotografía y, en especial, pasear con mi perro. Mi noble compañero desde hace ocho años es Ciro, un perro mestizo al que adoro y que me alegra el alma.

Josefa Martínez Domínguez

Dependienta Agrocanis

Desde 2005 formo parte de esta empresa, por lo que podemos decir que soy toda una veterana por aquí.

En mis inicios trabajé como dependienta en Animalia pero, al poco tiempo, pasé a ser la responsable de Agrocanis donde sigo desde entonces. Mi tarea consiste en asesorar a nuestros clientes en todo lo relacionado con agricultura y ganadería. Asimismo soy la responsable de regular las existencias y tratar con nuestros proveedores para que nuestro compromiso de variedad, calidad y precio se cumpla de la mejor manera posible.

Me relaja mucho cultivar mi huerta, caminar por la montaña y la lectura. Tengo tres tortugas que se llaman Lolo, Lisa y Lara, que llevan muchos años conmigo y ya son miembros de mi familia.

María Martínez Martínez

Peluquería Canina

Desde muy niña me han entusiasmado los animales, especialmente los perros. Es por ello que siempre quise trabajar con ellos y, en cuanto pude, me formé como peluquera canina y me puse a trabajar en ello. Recalé en Canis allá por el año 2012 y aquí sigo dando guerra. En la clínica realizo exclusivamente tareas de peluquería, tanto en Ponteareas como en Porriño. Tengo muchísima experiencia en ello y, aunque a veces se requiere bastante paciencia, es un trabajo apasionante. Además es muy gratificante ver el resultado final y la emoción con la que los dueños reciben a sus peludos tras el cambio de look.

En el poco tiempo libre que me dejan mis gemelos, disfruto con mi grupo de baile gallego. También me gusta mucho colaborar con protectoras para mejorar el bienestar animal de los más desfavorecidos. Las jefas de mi casa son mis perras Dana, Lía y Lúa. Conviven con mi gato Otto que es el verdadero rey en la sombra.

Volver arriba